Logotipo

SAN ISIDRO: SE JUNTARON TRES TONELADAS DE RESIDUOS ELECTRÓNICOS

Según Greenpeace, cada argentino desecha tres kilos de basura electrónica por año, lo que significa 120.000 toneladas de basura que termina en rellenos comunes. El problema no sólo es la cantidad o el volumen sino que la mayoría de sus partes son contaminantes y tardan entre 10 y 300 años en degradarse.

Bajo este panorama y con el objetivo de proteger el ambiente, el Municipio de San Isidro realizó este fin de semana la cuarta Jornada de Recolección de Residuos Electrónicos en cinco plazas del distrito (Plaza Castigilia en San Isidro, Plaza 9 de julio en Martínez, Plaza Pueyrredón de Acassuso, Plaza San Martín de Boulogne y el anexo del SIC en Av. Camino Real Morón San Fernando 1998).

Durante la jornada, que duró cuatro horas, se juntaron 3 toneladas de equipos, entre CPU viejas, monitores, teclados, mouse, impresoras y notebooks.

 

Además de proteger el planeta, la iniciativa tiene como objetivo promover la participación ciudadana y donar a entidades de bien público del distrito (centros de jubilados, jardines de infantes y ONG) nuevas computadoras que se confeccionan con el material reciclado. Con lo recolectado en las tres fechas anteriores, ya se entregaron 86 computadoras a distintas instituciones.

 
“Esta jornada de recolección se va convirtiendo en un clásico de San Isidro. Es una propuesta en la que ganan todos ya que ayudamos al planeta, los vecinos pueden deshacerse de materiales en desuso y se construyen nuevas computadoras para donar y colaborar en la enseñanza de la informática”, expresó el intendente Gustavo Posse en la plaza Pueyrredón.

 

La propuesta es organizada en conjunto entre la Red Juvenil Activa que promueve la Secretaría de Integración Comunitaria, la Fundación Equidad y la Subsecretaría de Espacio Público. Nació del programa Los Jóvenes Tienen la Palabra en el que, con el apoyo de la Unión Europea , se fomenta su participación en el diseño de políticas públicas.

 
“La semana pasada se entregaron más de 20 computadoras a distintos Centros de Jubilados e  instituciones educativas. Por eso, seguiremos realizando esta propuesta porque reduce la brecha tecnológica y colabora con el desarrollo social de nuestra comunidad”, comentó Tomás Rodríguez de la Subsecretaría de Espacio Público.

 

Tras dejar dos bolsas llenas de residuos electrónicos en la Plaza San Martín de Boulogne, Martín Rotteli remarcó: “Hace 15 años que trabajo en el negocio de la informática y siempre tenía muchas cosas que no sabía dónde tirar. Está buenísimo que se le de utilidad a algo que terminaría en la basura contaminando. Ojalá se siga haciendo y la gente se acerque”. 

 


Información adicional

Realtime website traffic tracker, online visitor stats and hit counter